Algunos aspectos importantes para la empresa en relación con el COVID-19

Información diversa importante sobre aspectos que afectan a las empresas de cara al COVID-19

Para desplazarse al trabajo ¿hace falta alguna autorización oficial o una certificación de la empresa?

Para desplazarse al trabajo, andando o en coche, no hace falta ninguna autorización oficial ni una certificación de las empresas. Otra cosa, es que las propias empresas decidan emitir ese certificado para tranquilidad de los trabajadores.

Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, bajo la denominación «Limitación de la libertad de circulación de las personas», fija que durante la vigencia del estado de alarma las personas únicamente podrán circular por las vías de uso público para la realización de las siguientes actividades:

a) Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

b) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

c) Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

d) Retorno al lugar de residencia habitual.

e) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

f) Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

g) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

h) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza que habrá de hacerse individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad o por otra causa justificada.

Pues bien, para muchos trabajadores, profesionales y empresarios les surge la dudas de si para desplazarse al trabajo hace falta alguna autorización oficial o una certificación de las empresas.

La respuesta sería No. Lo cierto es que, a día de hoy 8salvo nuevas medidas que se aprueben, de las que le mantendremos informados), ni la normativa de las Comunidades Autónomas ni el Real Decreto del Estado de Alarma indican que haya que tener un permiso especial para ir al trabajo, Lo que sí es cierto es que, al están restringido el movimiento, sería prudente llevar algo que justificara dónde vamos a trabajar.

Teniendo en cuenta las posibles restricciones y controles a los desplazamientos en las personas trabajadoras, ante una posible solicitud de justificación, algunas Cámaras de Comercio y Federación Empresarios, así como la Delegación del Gobierno, han mostrado cómo será el certificado que deberán llevar las personas que estén desplazándose a sus puestos de trabajo.

En concreto le exponemos este modelo que puede serle de utilidad:

CERTIFICADO ACREDITATIVO INDIVIDUAL DE NECESIDAD DE DESPLAZAMIENTO PERSONAL POR MOTIVOS LABORALES

Validado Delegación de Gobierno de [PROVINCIA]/ Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, estado de alarma para crisis sanitaria por COVID-19

D/D.ª [NOMBRE_EMPRESARIO], con DNI [NUMERO_DNI_EMPRESARIO] en representación de la empresa [NOMBRE_EMPRESA] y en calidad de [CARGO].
CERTIFICA:
Que el/la trabajador/a D./D.ª [NOMBRE_PERSONA_TRABAJADORA], con DNI [NUMERO_DNI_PERSONA_TRABAJADORA], presta servicios para la citada empresa en las siguientes condiciones:

  • Centro de trabajo ubicado en: [LUGAR_CENTRO_TRABAJO]
  • Jornada laboral habitual de [NUMERO] horas, en horario de:

[HORARIO]
[HORARIO]

  • Que el/la trabajador/a debe desplazarse desde su domicilio particular a su centro de trabajo que permanece abierto durante el periodo de Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España por no ser empresa dedicada a alguna de las actividades obligadas al cierre, y para ello utilizará el vehículo con matrícula [MATRICULA_VEHICULO]

Se expide el presente certificado a los efectos de su posible acreditación ante la autoridad competente, en [PROVINCIA], a [DIA] de [MES] de 2020.

Fdo.:

[FIRMA_SELLO_EMPRESA]

Temporalmente dejan de aplicarse las normas sobre tiempos de conducción, pausas y periodos de descanso de los conductores de transporte de mercancías

Se ha aprobado la Resolución de 13 de marzo de 2020, de la Dirección General de Transporte Terrestre, que exceptúa temporalmente en los transportes de mercancías el cumplimiento de las normas de tiempos de conducción y descanso.

En el BOE de 14 de marzo de 2020, se ha publicado la Resolución de 13 de marzo de 2020, de la Dirección General de Transporte Terrestre, por la que se exceptúa temporalmente en los transportes de mercancías el cumplimiento de las normas de tiempos de conducción y descanso contenidas en los artículos 6 a 9 del Reglamento (CE) n.º 561/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de marzo de 2006.

Con base en la habilitación contenida en el artículo 14.2 del referido reglamento, y considerando que los efectos provocados por la extensión del Coronavirus (COVID-19) constituyen claramente circunstancias excepcionales, se flexibilizan las condiciones del trabajo de los conductores reduciendo el riesgo de la salud de los mismos, al tiempo que se facilitan los transportes que garanticen el abastecimiento.

Las excepciones indicadas serán de aplicación:

  • A las operaciones de transporte de mercancías que hayan transcurrido total o parcialmente por las zonas de riesgo o por las zonas de transmisión comunitaria significativas, dentro del territorio español, que establezca el Ministerio de Sanidad en su página web:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/areas.htm

  • Desde el día 10 de marzo mientras sigan teniendo tal consideración las zonas afectadas, con un máximo de 30 días.

Medidas laborales para responder al impacto del COVID-19

El Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, que adopta una serie de medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, incluye una serie de medidas en el ámbito laboral para los funcionarios y una bonificación para las empresas turísticas que prolonguen la ocupación de los trabajadores fijos discontinuos. Asimismo, patronal y sindicatos han consensuado un documento de propuestas conjunto por la crisis del coronavirus.

En el BOE de 13 de marzo de 2020, se ha publicado el Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, que adopta una serie de medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, incluyendo medidas en el ámbito laboral para los funcionarios y una bonificación para las empresas turísticas que prolonguen la ocupación de los trabajadores fijos discontinuos. Asimismo, patronal y sindicatos han consensuado un documento de propuestas conjunto por la crisis del coronavirus.

Este Real Decreto-ley entró en vigor el mismo día de su publicación en el BOE (es decir, el 13 de marzo de 2020)  y mantendrá su vigencia mientras el Gobierno determina que persisten las circunstancias extraordinarias que motivaron su aprobación.

El Real Decreto-ley 7/2020 incluye las siguientes medidas en el ámbito laboral:

(i) Consideración excepcional como situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para el subsidio de incapacidad temporal, de los periodos de aislamiento o contagio del personal encuadrado en los regímenes especiales de los funcionarios públicos como consecuencia del virus COVID-19.

El derecho a esta prestación podrá causarse por el mutualista que se encuentre en la fecha del hecho causante (fecha en la que se acuerde el aislamiento o enfermedad, sin perjuicio de que el parte se expida posteriormente) en situación de alta en el correspondiente Régimen Especial de Seguridad Social y su duración vendrá determinada por el parte de baja por aislamiento y la correspondiente alta.

(ii) Bonificación del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de desempleo, FOGASA y formación profesional, para las empresas, excluidas las pertenecientes al sector público, dedicadas a actividades encuadradas en los sectores del turismoasí como los del comercio y hostelería, siempre que se encuentren vinculadas a dicho sector del turismo, que generen actividad productiva en los meses de febrero a junio de 2020 y que inicien o mantengan en alta durante dichos meses la ocupación de los trabajadores con contratos de carácter fijo discontinuo. Esta bonificación será de aplicación desde el 1 de enero hasta el día 31 de diciembre de 2020, salvo en las Islas Baleares y Canarias donde será de aplicación, durante los meses de febrero y marzo de 2020, la bonificación adoptada para paliar los efectos de la apertura de procedimientos de insolvencia del grupo empresarial Thomas Cook.

Otras medidas que pueden adoptar las empresas

Ante la excepcional situación existente, y sin perjuicio de las medidas específicas que se puedan aprobar en los próximos días, desde el punto de vista laboral, a día de hoy, las empresas pueden, dependiendo de los casos, articular una serie de medidas, entre otras:

  • Acuerdo de voluntades con los trabajadores: posibilidad de disfrutar de vacaciones; permisos retribuidos o no; etc.
  • Mecanismos de flexibilidad en la prestación de servicios: aplicación de jornadas de carácter irregular, todo ello según lo regulado en los Convenios Colectivos o en el Estatuto de los Trabajadores.
  • Modificaciones sustanciales de trabajo, Art. 41 del ET
  • Posible cierre temporal de la actividad por fuerza mayor, de acuerdo con lo regulado en Art. 47.3 del ET. Este mecanismo, de ser ajustado a Derecho, procederá a la suspensión de empleo y sueldo.
  • En todo caso, será la Autoridad Laboral la que verifique la existencia de fuerza mayor.
  • ERE – expediente de regulación de empleo de carácter temporal o despido colectivo. Este proceso no es de carácter inminente o automático requiriendo un proceso de negociación.

Documento de propuestas conjuntas de las organizaciones sindicales, CCOO y UGT y empresariales, CEOE y CEPYME para abordar, mediante medidas extraordinarias, la problemática laboral generada por la incidencia del nuevo tipo de coronavirus

Los empresarios y sindicatos, por su parte, han acordado un documento de propuestas de medidas extraordinarias para abordar la problemática laboral por la crisis del coronavirus y con el objeto de que sean negociadas en la mesa de diálogo social. Entre las mismas se recogen las siguientes:

  • La propuesta para una nueva regulación de los ERTE que simplifique los procedimientos y acorte los plazos de resolución. Asimismo se consideraría como causa de fuerza mayor el cierre de centros y la cancelación de actividades, las restricciones a la movilidad de las personas o mercancías, el aislamiento para evitar el contagio o la carencia de suministros por motivo de salud pública.
  • La necesidad de regular vías que posibiliten la atención de los cuidados de hijos y mayores tras el cierre de centros escolares, centros de día y las restricciones de movilidad, a través de nuevos permisos retribuidos o de nuevas causas de suspensión de la relación laboral cuyos costes, incluidas las cotizaciones, correrán a cargo del fondo de ayudas extraordinarias.
  • Facilitar el teletrabajo. A este respecto proponen que se entienda cumplida, con carácter excepcional, la obligación de las empresas de evaluar los riesgos con la autoevaluación realizada voluntariamente por el propio trabajador.
  • Los trabajadores en situaciones de aislamiento o contagio percibirán un complemento de hasta el 100% de sus retribuciones con cargo al fondo de ayuda extraordinario que sufragará también el coste de las cotizaciones. Se considera imprescindible desarrollar un procedimiento de tramitación de las bajas y las altas.

¿Han de abrir las notarías y los registros?

Los Registros han de estar abiertos, pues los registros de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles son servicio público de interés general y son oficinas públicas. También las Notarías desarrollan un servicio público de interés general, siendo las notarías oficinas públicas, debiendo de permanecer abiertas.

En el contexto de la emergencia de salud pública derivada de la extensión del coronavirus,  pueden surgir muchas dudas, tanto de ciudadanos como de empresas y profesionales. Una de estas dudas es si los Registros y Notarías deben estar abiertos para realzar los trámites necesarios.

Pues bien, teniendo en cuenta las instrucciones de la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública y del Ministerio de Justicia, la respuesta es que sí han de estar abiertos, pues los Registros de la propiedad, mercantiles y de bienes muebles son servicio público de interés general y son oficinas públicas.

También las notarías desarrollan un servicio público de interés general, siendo las notarías oficinas públicas, debiendo de permanecer abiertas, por lo que no les afecta la prohibición general del estado de alarma.

Atención. Exceptuando los supuestos de enfermedad y los establecidos en la legislación notarial, el notario no puede cerrar el despacho notarial al tener carácter de oficina pública.

Si una oficina notarial quedara desatendida como consecuencia del COVID-19, el notario lo comunicará inmediatamente a su Colegio Notarial. En este caso, el notario designará en los términos reglamentariamente previstos a un sustituto. De no ser posible, se aplicará el cuadro de sustituciones aprobado por cada Colegio Notarial.

No obstante, el Consejo General del Notariado da la posibilidad de adoptar medidas de prestación del servicio notarial que afecten a todo el territorio nacional. Y concede al Colegio Notarial correspondiente la adopción de medidas singulares en su ámbito territorial que no han de implicar un incremento de riesgo para la salud del notario o el personal a su servicio.

Pero el público no podrá acudir ni a Notarías ni a Registrossalvo contadísimas excepciones en las que se dé «causa de fuerza mayor o situación de necesidad» pues, como regla general, no puede salir de casa.

Registros

La atención diaria al público que debe prestar el registrador y su plantilla se hará exclusivamente mediante correo electrónico o por vía telefónica.

Las solicitudes de notas simples y certificaciones deberán hacerse excepcionalmente durante la vigencia del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, y en su caso, las prórrogas del mismo, a través de la web registradores.org, debiendo acreditar en todo caso el interés legítimo. No obstante, las notas simples también podrán solicitarse por correo electrónico.

El horario de atención al público será el de verano, es decir, de lunes a viernes de 9 a 14 horas.

En Registros, muchas de las solicitudes del público (como petición de notas simples o certificaciones) pueden hacerse por Internet a través de la web www.registradores.org.

Notarías

Solo será obligatorio atender aquellas actuaciones de carácter urgente, así como las que determine el Gobierno.

El notario se abstendrá de citar a interesados para actuaciones que no revistan dicho carácter.

La oficina notarial deberá procurar un teléfono de contacto, así como un correo electrónico para atender tales actuaciones. Estos medios están publicados en la página web www.notariado.org.

El interesado que considere urgente una actuación notarial deberá contactar por teléfono o en lo posible presentar telemáticamente un escrito en la citada página web en el que deberá indicar sus datos de identificación, incluido teléfono, así como la actuación notarial demandada.

No se admitirá el acceso a la notaría a nadie distinto del propio interesado y conforme a la legislación notarial otros intervinientes como intérpretes o testigos.

La actuación notarial se desarrollará exclusivamente en la oficina notarial y por el tiempo imprescindible.

El interesado citado con día y hora que acuda a la notaría deberá acudir a la misma con aquellos medios de autoprotección que garanticen la seguridad sanitaria.

En la notaría, tanto el personal de la oficina pública notarial, como el notario adoptarán las medidas de separación y alejamiento físico recomendadas por las autoridades.

Para garantizar la prestación del servicio público notarial, el notario establecerá, de ser posible, turnos, de conformidad con la legislación laboral.

El notario facilitará, a tal efecto, a sus empleados un documento a modo salvoconducto que les pueda permita justificar que acuden a su puesto de trabajo