Que el calor no te queme

La exposición intensa a la radiación solar, en especial durante la época estival, en actividades realizadas a la intemperie puede aumentar la posibilidad de que un trabajador sufra un golpe de calor.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) ha difundido un material divulgativo para empresas y trabajadores que recoge un conjunto de medidas preventivas generales para eliminar o reducir el riesgo de trabajar con calor.

Cada verano muchos trabajadores son víctimas del calor, especialmente aquellos que desarrollan su actividad al aire libre. Ciertos trabajos en obras públicas, en construcción, o en agricultura, conllevan la exposición de los trabajadores a temperaturas muy elevadas en los meses más calurosos y en las zonas más cálidas de nuestro país.

El estrés térmico por calor puede originar diversos daños a la salud, desde calambres, deshidratación, agotamiento por calor o golpe de calor. Este último es irreversible, de suma gravedad y puede llegar a ocasionar la muerte. Por ello, es fundamental que, tanto trabajadores como empresarios, tomen conciencia del riesgo de trabajar con calor.

Atención. El estrés térmico por calor resulta especialmente peligroso en los trabajos al aire libre, como en la construcción, la agricultura o en los trabajos de obras públicas, ya que, al tratarse de una situación peligrosa que fundamentalmente se da en los días más calurosos de verano, no suele haber programas específicos de prevención de riesgos como en el caso de los trabajos donde el estrés por calor es un problema a lo largo de todo el año

Si eres EMPRESARIO:

No esperes a que tus trabajadores muestren los primeros síntomas (taquicardias, cefaleas, náuseas, vómitos, confusiones, convulsiones…).

ANTICÍPATE

· Planifica un periodo de adaptación al comienzo de los trabajos

· Limita las actividades más intensas en las horas centrales del día

· Establece rotaciones para reducir el tiempo de exposición

· Permite que tus trabajadores adapten su propio ritmo de trabajo

· Evita los trabajos individuales y facilita el trabajo en equipo

· Garantiza a tus trabajadores una vigilancia de la salud especifica

· Protege la zona de trabajo del sol

Medidas preventivas

· Verificar las condiciones meteorológicas de forma frecuente e informar a los trabajadores.

· Limitar las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado. Si es posible, proporcionar ayudas mecánicas para la manipulación de cargas.

· Proporcionar agua potable en las proximidades de los puestos de trabajo.

· Habilitar zonas de sombra o locales con aire acondicionado para el descanso de los trabajadores.

· Instalar ventiladores, equipos de climatización, persianas, estores y toldos para disminuir la temperatura en caso de locales cerrados.

· Limitar el tiempo o la intensidad de la exposición, haciendo rotaciones de tarea siempre que haya sitios con menor exposición que lo permitan.

· Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo.

· Considerar que es necesario un periodo de 7 a 15 días para que el trabajador se aclimate al calor. Cuando se deja de trabajar en condiciones calurosas durante periodos como las vacaciones o bajas laborales, es necesario volver a aclimatarse al incorporarse de nuevo al trabajo.

· Aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación (cada hora, por ejemplo)

· Permitir al trabajador, en la medida de lo posible, adaptar su propio ritmo de trabajo.

· Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros. Proteger la cabeza con gorra o sombrero.

· Evitar el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores.

· Informar a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.

Para más información:

  • Que el calor no te queme:

https://www.insst.es/documents/94886/214929/que+el+calor+no++te+queme/4f1f7566-88d1-4ac7-a5c2-a6209e602480

  • Trabajar con calor:

https://www.insst.es/documents/94886/375857/Trabajar+con+calor+-+A%C3%B1o+2013/000fd67b-7aca-4709-b3cb-c78d00e5a343

Consulte el documento «Trabajar con calor» elaborado por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud el Trabajo (INSST). En él se describen los principales factores de riesgo que intervienen en el estrés térmico por calor; los síntomas asociados al golpe de calor y la actuación recomendada a seguir en caso de que el trabajador lo sufra. Asimismo, recoge un conjunto de medidas preventivas generales para eliminar o reducir dicho riesgo.